Prensa


Presenta la UNAM El Portal de Datos Abiertos, Colecciones Universitarias

* Boletin UNAM-DGCS-154, Ciudad Universitaria, 9 de marzo de 2016.

 


• Se trata de más de un millón y medio de registros, de datos y objetos digitales de los acervos científicos, artísticos y de humanidades de 11 instancias universitarias
 
• La apertura de este sistema de consulta inicia con la integración de información de 29 colecciones en www.datosabiertos.unam.mx
 
• Es un aporte trascendental que sólo la UNAM tiene capacidad de hacer, dijo el titular del Conacyt

 

 

Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, presentó hoy el Portal de Datos Abiertos UNAM, Colecciones Universitarias, puerta al acervo cultural, humanístico y científico de esta casa de estudios.

Su apertura pone a disposición de la Universidad, de México y del mundo, más de un millón y medio de registros de 29 colecciones divididas en cuatro temas: biodiversidad (plantas, animales, fósiles o microorganismos), obra artística (imágenes de archivo fotográfico), proyectos de investigación y objetos digitales (partituras musicales, documentos de economía y foto colectas biológicas).

Todo lo anterior se integra en un solo sistema de consulta para uso de especialistas, académicos, alumnos, periodistas, dependencias gubernamentales y de la sociedad en general.

Acompañado por el director general del Conacyt, Enrique Cabrero, y de la coordinadora de Estrategia Digital Nacional de la Presidencia de la República, Alejandra Lagunes, el rector de la UNAM afirmó que el sitio tiene un “contenido asombroso y abrumador” y está validado académicamente. Ahí se encuentra, subrayó, toda la generosidad de la que es capaz la UNAM. “Está hecho para compartirlo sin ninguna cortapisa”, sostuvo.

Por el momento, expuso, el portal (datosabiertos.unam.mx) cuenta con poco más de un millón y medio de registros de colecciones provenientes de 10 entidades académicas y una dependencia académico-administrativa.

Cuando se digitalice todo lo que se hace en esta institución, se tengan cursos, aulas virtuales, bibliografía, material de estudio e investigaciones y hallazgos, no sólo le daremos a la Universidad una gran proyección, sino que se contribuirá significativamente al conocimiento necesario para los nuevos retos globales, subrayó el rector.

Para lograrlo, prosiguió, el paso más complicado ya se dio: el desarrollo de un marco metodológico y normativo robusto para compartir datos de calidad y utilidad, dentro de nuestra legislación y con el resguardo patrimonial correspondiente.

La UNAM, a lo largo de su historia, ha sido depositaria de acervos de gran valor para el desarrollo del conocimiento científico, artístico y humanístico del país. Desde 1910, es heredera de un patrimonio tangible e intangible, invaluable y diverso, que se ha conservado y enriquecido por un esfuerzo acumulativo de investigadores, docentes y estudiantes a lo largo de estos años.

Tila María Pérez Ortiz, coordinadora General de Colecciones Universitarias Digitales, indicó que la convergencia entre las nuevas capacidades tecnológicas y la riqueza y calidad de estas colecciones abre un horizonte lleno de posibilidades para innovar en educación, investigación y difusión de la cultura, panorama que, con la apertura de los acervos, se extiende para originar conocimiento.

Este portal, acotó, es una herramienta que fomenta la transdisciplina, un requisito indispensable para enfrentar el desafío de satisfacer las necesidades de desarrollo humano, con la preservación de los sistemas de soporte de vida de la Tierra, involucrando a científicos, tecnólogos, diseñadores de políticas y comunidades, es decir, a la sociedad.

Luego de mencionar que la presentación del portal se da en el marco de la Estrategia Universitaria de Plataformas Digitales Abiertas, Pérez Ortiz refirió que el hecho de que esta institución abra esos datos significa proveer sus capacidades para que se genere nuevo conocimiento, hasta donde la creatividad lo permita.

Enrique Cabrero calificó al portal como una acción trascendental para tener acceso a uno de los acervos más grandes del país, en lo cultural, humanístico y científico. “Sólo la UNAM podía encabezar un esfuerzo de tal magnitud”.

No se puede promover una sociedad del conocimiento si no se permite el flujo y el acceso permanente a la información de todos los sectores. Y la Universidad, institución líder en ciencia, tecnología e innovación, pone la muestra oportuna de hacia dónde y cómo debe evolucionar la disponibilidad del conocimiento para el conjunto de la población, consideró.

Por su parte, Alejandra Lagunes señaló que la revolución tecnológica que vivimos está basada en datos e impacta todas las áreas.

De ahí la importancia de que los datos sean abiertos, que se compartan, utilicen, comparen y usen de manera oportuna. El acceso abierto a la información es la piedra angular para el avance científico y tecnológico, pero también para el desarrollo económico, social y cultural y, sin duda, “lo que vivimos hoy hará que México sea ejemplo a nivel internacional” en el tema, indicó.

Al acto asistió el coordinador de la Investigación Científica, William Henry Lee Alardín, así como autoridades universitarias y académicos.

 

Material adicional